Febrero 2009

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Barbarroja
--------------------
Mensajes: 223
Registrado: 24/Nov/2006 00:45
Ubicación: Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), España

Febrero 2009

Mensaje por Barbarroja » 10/Mar/2009 02:35

SELECCION FEBRERO 2009




Cortado su pelo,
deja algunos mechones
junto a un nido



Lo que me atrae de este haiku es la forma en que todo en él gira en torno a un misterio. Un misterio que afortunadamente nunca nos será desvelado. La forma en que se ha querido despersonalizar un acto para purificarlo, dejando solo visibles las claves que verdaderamente importan. Esta “ofrenda” nos hace partícipes de ese mundo cohabitado de seres que tan obstinados estamos en obviar y perder. Si consigue atraparnos traerá una bocanada de aire fresco a nuestro espíritu. Mi enhorabuena a Juan por este excelente haiku.




Oculta por los iris
la marca de la riada
en el muro



Uno de los rasgos que más me gustan de la producción de Mavi es el respeto con el que siempre se acerca a la realidad. Todo en su producción es un intento de dar testimonio fiel del proceder del mundo o como ella misma ha definido: un intento de “hacerle sitio a la verdad”. Este, como otros tantos, es un excelente ejemplo de su vocación y compromiso frente a lo real. Al leer un haiku como éste siempre corremos el peligro de interpretarlo según nuestras necesidades y apetencias. Con frecuencia caemos en el error de ver en el haiku aquello que deseamos ver, dándole un aliento añadido que no hace sino desvirtuar su sentido original. Podríamos decir que su levedad nos tienta a llenar tanto vacío. El haiku se convierte así en un reflejo, en una proyección de nosotros mismos, nos volcamos inevitablemente en él. Pero no hay que olvidar que al acento del haiku está siempre en lo que éste dice, sin más. El haiku debe sustentarse por sí solo, y nuestra lectura,.a mi modo de ver, no debe añadir nada que no haya sido ya puesto sobre la mesa. Si me paro a comentar estas cuestiones es porque tengo la impresión de que cuanto más nos acercamos a la realidad mayor es el peligro de caer en el sutil laberinto de nuestra propia “realidad”. Mi enhorabuena a Mavi por esta nueva piedra preciosa sin pulir, que engarzaremos con gusto a ese interminable collar de “perlas” que es su obra.




Otra nevada.
Las mimosas a punto
de florecer




Muchas veces, y creo que este puede ser el caso, el haiku no hace sino dar fe de las secretas relaciones que ligan el corazón del hombre. Este haiku de Mercedes enlaza el compasivo corazón de la poetisa con unas mimosas a punto de florecer. Nieva y a pesar de ello nuestro corazón de haijin se cierra como un puño. La sencillez formal con que la autora consigue plasmar su desasosiego, el adecuado ritmo interno (cesura incluida) y la elegancia del haiku en su conjunto hacen de él un magnífico ejemplo del mejor estilo clásico. Mi enhorabuena a Mercedes.




Nubes rosáceas
Una vaca preñada
Cruza el sendero



Con un haiku como éste la engorrosa y complicada tarea de diferenciar si estamos ante un haiku descriptivo o un haiku de lo sagrado resulta un juego de niños. Una veta de sacralidad recorre el haiku de punta a punta. Desde el atardecer del fondo hasta la vaca preñada que cruza, no sabemos hacia donde, el sendero. Rezuma este haiku una gran sensibilidad. Mi enhorabuena a María por esta soberbia composición.




inmóvil la paloma
y su sombra quebrada
en el escalón



El arrobamiento que nos puede llegar a producir el juego óptico de las luces y las sombras es motivo suficiente para prestarse a plasmar un haiku como éste. Santiago ha sabido captar con maestría ese “pellizco óptico” y ha dado con el orden y las palabras adecuadas para sensibilizarlo en el “negativo”. Una sombra quebrada bien se merece este magnífico haiku. Enhorabuena Santiago.



Un saludo a todos :wink:


Barbarroja
Vivir en la miseria
el agua fluye.

Taneda Santôka

Responder