Mayo 2007

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Luis Carril
--------------------
Mensajes: 1098
Registrado: 11/Ene/2007 15:37
Ubicación: Galicia

Mayo 2007

Mensaje por Luis Carril » 06/Jun/2007 10:25

Queridos amigos, hola a todos. Antes de comenzar con la exposición de mi selección de Mayo, quiero aprovechar para saludar a los nuevos usuarios y darles la bienvenida en nombre de todos, animándoles en el recorrer los a veces arduos, siempre fascinantes, senderos del haiku. Mi selección:

De José Luis Vicent

puente romano
tu reflejo en las aguas
ya no es el mismo


un fantástico haiku enigma que admite varias interpretaciones. Y el no menos fantástico

un sol poniente
el zorro entre maleza
montaña arriba


cuya diestra disposición y elección de las palabras justas, permite un considerable ahorro de esfuerzo a la imaginación, ¿no?, ¡qué fácil es imaginarse la escena, qué vívida se me aparece!

De Israel López Balán

arrecia la lluvia-
bajo un paraguas
se aprieta una familia


que es un haiku de largo recorrido, quiero decir, que de entre los enviados por Israel, primero llamaron mi atención otros igualmente buenos, aunque quizá más llamativos o más plásticos o más sensoriales como según el terreno, tan lejos y tan cerca; pero tras las acostumbradas relecturas me he ido dando cuenta de que el escogido era el que me dejaba más poso, cada vez más poso. Releer en el haiku es un hábito sorprendente. De por sí, creo que si un haiku te pide relecturas es que algo tiene de muy bueno, como este de Israel.

De Orzas tres haikus rigurosamente correctos, me atrevo a decir que “didácticos”, para aprender con ellos:

Viento de abril,
en el tallo quebrado
varios capullos.

Después del riego,
de nuevo las hormigas
forman hilera.

Según la nube,
en el campo de trigo
distintos verdes.


De Nanook, el bonsaico, el ikebánico, el fascinante

brotes de abril
desaparece el muérdago
dentro del chopo


Excelentes haikus los compartidos por Miraalsur.

niño dormido-
la madre en el umbral
la Vía Láctea


Magistral la composición de relaciones semánticas tiernas y cósmicas: niños dormidos, madres que miran a las estrellas, estrellas que conforman una constelación cuyo nombre hace referencia a la leche, como la de las madres, que atienden a sus hijos, aún cuando estén dormidos y lo hagan desde el umbral de la puerta, mientras contemplan las estrellas, estrellas que...
Y ahora uno de esos haikus que, creo yo, resultan transgresores a priori, y que sin embargo rezuman tal haimi que las formas pasan a ser secundarias y uno tan sólo disfruta de

bajo la lluvia
el pájaro en su nido.
No sé invitarlo a casa


Y por último una logradísima estampa que podría asociarse -entre muchas otras cosas- al realismo italiano:

en el baldío
con un balón de trapo
y un perro en el equipo


Un haiku que, si me permitís (algunos ya conocéis esta debilidad mía), quiero relacionar fraternalmente con otro, magistral, de Frutos Soriano:

juego de niños:
un perro se une, aunque
no entiende nada


Otro par más de haikus de este estilo, transgresores en las formas, pero perfectamente genuinos en el fondo, que comparte Viento:

si al final
no puedo andar más
contemplaré el cielo

contemplar la piedra
contemplar el ocaso
serenamente


Excelente muestra de la progresión poética de Rodolfo Langer; un haiku impecable:

sobre la rama
quebrada del almendro,
tres brotes nuevos


Un haiku rotundo de Mavi, un perfecto ejemplo de magistral recetario, un buen hacer en la mezcla de ingredientes en la cocina, una alquimista:

Calima nocturna
A cada coz del potro
retiembla el hierro


Y en el apartado de Tercetos, comenzaré con un haiku excelente de Gustavo Scarone:

lluvia del este,
el traje empapado
sólo de frente


Quisiera resaltar la excelente producción de Paul Moresby, del cual no quiero destacar ningún haiku en concreto, pero tampoco dejar de mencionar un buen número de interesantes ejemplos: son aquellos haikus que comienzan con el gato atrapa, nunca las veo, Ventana abierta, Flor del cerezo, Abro los ojos, Un viento suave y Estelas blancas. Si me permitís jugar a periodista deportivo, me atrevo a decir que estamos ante un haijin que pronto dará que hablar. Yo al menos eso espero.

Continúo con un haiku fascinante del amigo Santiago Larreta, el que dice

entre los dedos
la espuma de las olas.
Igurikea.


que de por sí me resulta impecable, pero que además tiene el valor añadido de enseñarme una palabra de fonética y contenido preciosos: igurikea, estado sereno del alma. ¡Qué maravilla!, ¿no?

Sigo con una mención a tres envíos de la Vagabunda del Darma, aquellos haikus que comienzan con arbol de mayo, no puedo evitar y olas del norte

De Luis Emilio, el impecable

sobre la cerca,
la luna se convierte
en media luna.


Y para el final, comparto con vosotros un excelente haiku de Jorge Moreno, quien, si no me falla la memoria, vuelve a enviar sus gratas composiciones a esta página después de una temporada de ausencia. Fijaos qué maravilla nos habríamos perdido:

mariposita
también te refugiaste
bajo el encino


Hasta pronto, amigos, paz a todos.

Responder