Mayo 2007

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Luis Corrales
--------------------
Mensajes: 307
Registrado: 15/Nov/2006 00:42
Ubicación: Viena, Austria
Contactar:

Mayo 2007

Mensaje por Luis Corrales » 15/Jun/2007 16:20

Breves comentarios -más que nada por falta de tiempo- para mi tardía selección de mayo.

Comienzo con un senryû finísimo de Israel López:

tarde en la plaza -
el viento levanta
hojas y faldas


Santiago Larreta tiene dos haikus a mi entender estupendos, el primero nacido -parece- de una aburrida noche de insomnio y el segundo culpable de habernos descubierto una delicia lingüística vasca que enlaza directamente con la sensibilidad japonesa:

quietos en la rama
son cuatro los gorriones
aún no amanece


solo en el bosque
-la brisa en el hayedo-
igurikea


Jlvicent, emulando el mejor estilo clásico:

lluvia de abril
la abubilla recoge
unos hierbajos


José Luis ha tenido la delicadeza de regalarnos la "percepción del mes", como si pudiéramos instaurar un título así, con esta maravilla:

por el hueco
de la espadaña,
el pasar de las nubes


Tres haikus de Viento, muy agudos, propios de un autor que aprende a entrenar sus sentidos a pasos de gigante (el primero es una sinestesia milagrosa) e incluso se atreve con métricas "para avanzados":

los basureros
el olor de la luna
toda la noche


atardecer
la hormiga arrastrando
una abeja muerta


entra y sale el viento
del fondo de la gloxinia


Retomando los dobletes, Maramín, que nos recuerda que con el propio hecho de existir estamos dejando huellas para el siguiente:

árbol tras árbol
el perro huele y deja
su propia huella.


Y este gran haiku, elegante y cadencioso:

Gotea la hoja
escurriendo el rocío
sobre otra hoja.


Konstantin nos ha deleitado con una imagen redonda en este haiku:

montaña arriba
las cimas de los pinos
sol poniente


Un autor que parece haber buscado una "causa" de su impresión y que, finalmente, sólo (nada menos) encuentra silencio, Paul Moresby:

Estelas blancas
en el azul del cielo.
Ningún sonido.


Cómo olvidar la efímera, melancólica impresión de Luis Carril:

lluvia en el lago
el reflejo del bosque
desaparece


Y como cierre, la lección de haiku más hermosa, lo salvaje, la noche y el olor. Mavi:

Calima nocturna
A cada coz del potro
retiembla el hierro


Saludos a todos,

Luis

Responder