Junio 2007

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Luis Corrales
--------------------
Mensajes: 307
Registrado: 15/Nov/2006 00:42
Ubicación: Viena, Austria
Contactar:

Junio 2007

Mensaje por Luis Corrales » 10/Jul/2007 23:16

Un buen haiku urbano de Viento, amargo y realista, para comenzar mi selección de Junio:

pisa su bolsa
el viejo mendigo
brisa de mayo


Grandes aportaciones las de Konstantin Dimitrov este mes, de las cuales destaco tres:

sol de junio
las frambuesas robadas
¡qué dulces eran!


Un haijin sin remordimientos, aún cuando no pudo resistirse a robar frambuesas, pues el recuerdo del sabor está por encima de ello, y ha de contarlo.

primeras gotas
pone la otra mano
el mendigo


Para quien poco tiene y con poco se conforma, ¿qué son las gotas de lluvia, sino un regalo? Un gesto mínimo captado por el ojo avezado del autor, y una razón fundamental y secreta por la cual hablamos del mendigo sólo cuando éste alza por fin la segunda mano, y no la primera.

luz de ocaso
arreglando una silla
el abuelo


Toda la luz y todo el sabor contenidos en este haiku estupendo dedicado al abuelo.

Seisarcos no ha evitado la asonancia en el siguiente haiku, que a mí particularmente (como excepción en este caso) no me molesta ni me impide disfrutar de esta escena invernal:

En el naranjo
perfecta red de araña
ayer, escarcha.


El siguiente haiku de Jlvicent es uno de los más dinámicos y espontáneos que he leído en mucho tiempo, y me fascina el que lo haya conseguido sin incluir un sólo verbo:

un saltamontes -
y de repente... ¡zas!
hasta el olivo


Del mismo autor, una imagen que muchos tenemos en nuestra propia memoria, un haiku descriptivo y a la vez un pelín inquietante:

día de mercado -
un ave rapaz circunda
el campanario


Palmira, muy cerca del senryû en esta estampa en la que se vuelca la generosidad de la naturaleza con nosotros:

Albaricoques.
Cojo uno del árbol
y caen cuatro.


Un afortunado Gustavo Scarone nos presenta un haiku (este también sin verbos) que recuerda al mítico del cuervo de Bashô, en el que un árbol esquelético se ve de nuevo poblado de vida por obra y gracia del destino:

aquella rama,
deshojada, sin brotes,
llena de pájaros


María firma uno de los mejores haikus del mes con algo que yo daría en llamar percepción alternativa o lateral, en el sentido de que la autora afina los sentidos de tal forma que no plasma la primera impresión de una escena, sino una segunda fruto de haber cambiado ligeramente la perspectiva sobre ella:

Tras la neblina
la silueta del puente
cruzando el Tajo.


Si nos fijamos, hay muchos "cruces" en este último haiku, algunos más evidentes que otros: el Tajo que cruza el puente (por debajo), el puente que cruza el Tajo (perpendicularmente) y –milagrosa y escrupulosamente real- la silueta del puente que cruza el Tajo (sobre el mismo río). La neblina, por su parte, termina de redondear la escena habiéndola "cruzado" también sigilosamente.

Mucho de percepción alternativa tiene también el siguiente haiku de il.balan, a la luz incomparable del ocaso, que proyecta esas sombras interminables, las cuales, como en el haiku de María, también terminan por cruzan el río:

puesta de sol -
las sombras de los árboles
cruzan el río


Y termino con haikus de Santiago Larreta, que se sale con dos estampas elegantísimas, sobrias, capaces de embelesar al lector con su cadencioso encanto. Un sobresaliente para él:

el agua quieta
solamente los peces
cimbrean las algas


atardecer
la flor de la calabaza
recoge sus pétalos


Ahí es nada.

Gracias por vuestros poemas y un saludo,

Luis

Responder