Agosto 2007

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Palmira
--------------------
Mensajes: 593
Registrado: 06/Ene/2007 22:06

Agosto 2007

Mensaje por Palmira » 10/Sep/2007 13:43

Hola, amigos. Esto es lo que he seleccionado de Agosto.

De JLVicent :


cruzo la acequia
bandada de jilgueros
salen del huerto


El haijin forma parte del paisaje, cuando él se mueve se produce
una reacción, los pájaros elevan el vuelo, lo cual, a su vez,
producirá otros efectos… y así sucesivamente, en esa rueda
interminable de la vida.

De Luis Emilio, me quedo con este haiku lleno de contraste.
En la vida nos movemos entre lo natural y lo artificial y ambas
cosas pueden tener un significado especial para nosotros. A veces
un zapato puede encerrar una carga poética tan grande como
la flor del manzano.


manzano en flor,
y un viejo zapato
en el armario.


De María, el que más me impacta es este, precisamente
por lo conciso y desnudo que es, tan árido como lo que
describe. Es un haiku capaz de crear una sensación agobiante,
al menos en mí. Yo diría que es un haiku pesado (en el mejor
sentido de la palabra).

Luz estival
la grúa con cemento
en el cielo.


En cambio, presenta otro haiku lleno de vida y movimiento. Un
haiku ligero.

Rumor de agua-
se apresura el rebaño
hacia el arroyo.


Dos haikus que nos ofrecen un bello contraste.


De Mavi me quedo con:

El viento trae
un olor de lluvia
al huerto seco


No llega la lluvia, pero sí sabemos que está cerca.
El olor es un anticipo de lo que tal vez suceda, no sabemos
si finalmente la lluvia caerá o pasará de largo como otras veces, ya
que el huerto está seco. En este haiku puede olerse la esperanza y
también la desesperanza.

Y selecciono también esta pequeña historia que no habla de los
huesos de quien se dedica a enterrarlos.

La escoliosis del enterrador
Tibia humedad de otoño


De Raijo:

Sobre el charco
cubierto de polvo,
pompas estancadas


También el agua a veces tiene la apariencia de tierra, es opaca
y retiene burbujas sucias. Un agua que también forma parte del
paisaje, aunque no todos nos detengamos a contemplarla, como
hace Raijo.

De Santiago me quedo con esas ciruelas que empiezan a brillar
sobre las ramas al mismo tiempo que la brisa anuncia el verano,
repitiéndose el ciclo de las estaciones. Y el haijin tiene el privilegio
de presenciarlo “otra vez”. Y lo celebra con un haiku.

tardes tibias
tiempo de ciruelas
otra vez.



De IL Balan:
Un diente de león convertido en veleta. Un tallo que se
ondula dejándose llevar por la fuerza del viento, sin
quebrarse, sumisamente. También el haijin dejándose llevar
por los sentidos percibe los mínimos fenómenos.

sube y baja
según el viento
un diente de león



viento del norte -
un mendigo hojea
el diario de ayer


Un haiku lleno de gracia y, al mismo tiempo, significado. ¿Qué importa
si las noticias son de ayer o de hoy? ¿Acaso no se repiten machaconamente?
¿Y qué le importa al mendigo estar a la última?

Un cordial saludo a todos,












Responder