Selección de abril 2018 por Luis Elía "Luelir"

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Equipo de administración
Administrador
Mensajes: 318
Registrado: 18/Nov/2016 13:42

Selección de abril 2018 por Luis Elía "Luelir"

Mensaje por Equipo de administración » 17/May/2018 09:10

SELECCIÓN de ABRIL por Luelir. Gracias, compañero _/\_


He preferido comentar Haikus que me han gustado con otros que me han llamado la atención por “algo” e, incluso, alguno que no lo es. Me parece importante la reflexión, esto es lo que expreso, y todos los publicados poseen alguna.



Libélulas rojas
Las ondas del lago
no mueven los juncos


Rubens Saró

Este sería un Haiku de los llamados ambiguos, no se sabe si los juncos se mueven o no, no los mueven las ondas del lago, pero ¿se mueven? La versión de Gorka es más acertada, aunque ese “en” puede significar “sobre” y no sería correcto, Si ponemos “junto a” obtenemos más precisión y conseguimos 17 sílabas, dado que su ritmo no es demasiado bueno.

Rojas libélulas.
Las ondas en el lago
junto a los juncos.


Hay alguien a quien no le gusta la repetición de sonidos “junto”… “juncos”; sin embargo, generalmente, aunque no siempre, dan sonoridad y ritmo al Haiku.
Muchos Haikus japoneses tienen repetición de sonidos, propios de su idioma..




Amarillean
las copas de los árboles.
Ladran perros.


Panda

La sugerencia de Gorka, “Unos ladridos” lo mejora, elimina el verbo y sabemos sin nombrarlos que son perros, ¿Qué tal si ponemos “Ladridos lejos”?, también dice que son “unos” y añade otra dimensión a este bello Haiku.



En la montaña
sobrevuela el crepúsculo,
olor a noche.


jhen18

Dices bien que “no es fácil para quien empieza en algo dar a la primera”, no desesperes, ¡si yo te contara…!
En el Haiku la protagonista es la Naturaleza, no lo que pensamos sobre ella. El crepúsculo no vuela ni sobrevuela, simplemente está. Por otro lado la noche no tiene olor, en la noche se perciben olores ¿de…?




El viento apaga
las velas de la procesión;
la luna llena.


Marya Jesús

Era necesario que el viento actuara para contemplar la luna llena. Arriba y abajo con luz-sin luz. Olor, color y sonido en una buena combinación. Gran momento Haiku.



Sigue nevando
en la montaña...
Un trueno a lo lejos


Gorka Arellano

Un buen haiku de atmósfera, pero esos dos verbos…



Se abren las nubes-
La gallina incuba
huevos de oca


Hikari

Poco se puede decir a lo expresado por los compañeros en el Foro. Un gran Haiku.
Tiene efectivamente esa comparación interna que resalta Mavi, lástima los dos verbos “abren” e “incuba. El segundo tiene difícil solución pero el primero sí se puede corregir, que, por otra parte y en sentido estricto, las nubes no se abren.



Las nubes grises-
El brillo en cada hoja
del limonero


JL. Vicent

Un buen Haiku. Arriba hay algo más que nubes grises. En este Haiku se habla del que no se nombra. Es el ausente más presente, vivo en cada hoja del limonero.



Ninguna nube –
En el arroyo seco
lirios en flor


Piluca C.P.

Este Haiku es hermoso y excelente por su sencillez. Total un cielo sin nubes en armonía con el arroyo seco, no hay agua pero esos lirios se empeñan y salen a flote, ¡Cuánto nos enseña la naturaleza si quisiéramos aprender de ella! Arriba el inmenso azul, abajo ocres y piedras. ¡Qué silencio en este Haiku sin verbos, sin nubes, sin agua!.



Ocaso
Se cierra la amapola
mientras la abeja…


Mary Vidal

Es un Haiku que no dice todo, pero lo insinúa. No usamos mucho estos resortes de nuestro lenguaje: mientras, sin embargo, aún, todavía y, sin embargo, dejaría muchos de nuestros Haikus abiertos para que los termine el lector, como este de Mary Vidal.
Estoy seguro que no coincidiríamos en el qué de la abeja en ese momento, pero esta es la gran riqueza de este bello Haiku.
Por poner un pero para la reflexión, querida Mary, yo le hubiera puesto color rojo al ocaso; tendría 5/7/5 sílabas, ganaría en analogías de rojos con el de la amapola y terminaría rojo (primer verso), en armonía tonal con abeja (tercer verso).


Felicito a los que participáis en el Foro, con todos los que se publican se aprende, por lo que tienen o por lo que les falta. Nuestra gran batalla, para no imitar y separarnos de Japón, con el fin de realizar un Haiku propio, es, manteniendo la esencia del Haiku japonés, profundizar en nuestro propio idioma y ser estrictos y exquisitos con él.


Luelir
Un cordial saludo a todos los usuari@s y visitantes de ERDH.

Responder