Febrero 2007

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Luis Carril
--------------------
Mensajes: 1098
Registrado: 11/Ene/2007 15:37
Ubicación: Galicia

Febrero 2007

Mensaje por Luis Carril » 05/Mar/2007 16:04

Hola a todos. Sin preámbulo esta vez comienzo con mi selección de febrero de 2007:

Comenzamos con uno de los "cortos" a los que nos tiene acostumbrados Palmira:

Un viejo bolso,
una entrada de un cine
que ya no existe.


Enrique Linares nos regala un haiku que haría las delicias de los Santiago Auserón y compañía de "El canto del gallo":

Tras la verbena
los grillos y la luna.
Tres campanadas.


Una vez leí la historia de cómo unos monjes que practicaban el tiro con arco a caballo no disparaban cuando estaban absolutamente seguros de que iban a acertar. Comparto eso que dice Vicente Haya de que hay haikus que el mejor comentario que merecen es repetirlos y repetirlos. A mi juicio, uno de estos lo ha escrito Maramín:

Paseo al sol
a solas con mi sombra,
vuelvo sin ella.


Un par de haiku deliciosos de Jordi Climent:

acuario en venta -
observa la tortuga
a la clientela

pez de colores -
tras el escaparate
lo pide un niño


Jordi, me pregunto si habrás leido el cuento de Cortázar "Axolotl", porque estos magníficos haiku enseguida me lo han evocado.

farol de pueblo -
la sombra de un perro
se alarga al correr


Un haiku de Israel López Balán, que extrañamente, tratándose de él, podría enmarcarse dentro de los preceptos más clásicos. Lo que viene a demostrar que Israel no sólo es en mi opinión uno de los más intrépidos haijines hispanos a la hora de escoger temáticas para sus obras, sino que se desenvuelve igual de bien en los terrenos más ortodoxos. Este haiku es un apunte que relaciona a un ser vivo con lo intangible -su sombra-, propiciado por el maestro de ceremonias -que no el protagonista- que ha dado lugar al motivo del haiku: el farol del pueblo. Me estoy dando cuenta de que el farol del pueblo actúa a su vez como un haijin, testimonialmente iluminando una escena, ¿no os parece?

En el apartado de tercetos he encontrado algo que a mí me parece una joyita:

Arrecia el viento,
y el chorrito del caño
flota en el aire.


Es magnífica la combinación de los elementos de este haiku. En cada verso suceden o se cuentan un montón de cosas. Si tuviera que definirlo en una sola palabra, esa sería "grácil". En general, me gustaría felicitar a Orzas, pues creo que a este haiku lo podrían acompañar muchos otros ("En la vitrina", "Golpe de viento"), pero confieso que escribo a la hora de comer desde el trabajo y hablar de todos los haiku que me han gustado implicaría un seguro desfallecimiento vespertino.

Me gustaría mencionar el primer verso de otros haiku o tercetos (cada vez me cuesta más distinguir unos de otros) que me han gustado de veras.

De Gustavo Scarone: "banco de plaza" e "indiferencia"; de Ali Al Haded "¡Muchas hormigas!"; de Enrique Linares "En el concierto"; de Luis Emilio "sobre la colcha"; y quisiera dejar para el final a dos autores. Uno de ellos ya lo conocía, Rodolfo Langer: "sobre la cama", "unas florcitas" y "muevo la piedra". Y al otro no lo conocía y para mí ha sido un grato descubrimiento. Se trata de Viento. Esta es una muestra de su magnífica colección de haiku que no me puedo resistir a escribir completos:

de vuelta a casa
el sol de mediodía
aún en mis ojos

ante la puerta
amanece aterido
el perro guardián

puerto vacío,
un poco más de viento,
suena la piedra

el moscardón;
un bosque cerrado
tras el cristal

tienda de novias
bajo la blanca luna
espera el novio

cuatro molinillos
tres de ellos inmóviles
brisa del sur


Y bueno, amigos, el ruido de mis tripas me impide ya concentrarme más y en cualquier momento puedo empezar a escribir cosas como "tortilla", "lentejas" o "empanada".

Un fuerte abrazo para todos.

Luis Carril.

Responder