Noviembre 2008

Haikus destacados por los participantes del foro
Responder
Avatar de Usuario
Palmira
--------------------
Mensajes: 593
Registrado: 06/Ene/2007 22:06

Noviembre 2008

Mensaje por Palmira » 11/Dic/2008 13:10

Queridos compañeros: Esta vez voy a limitarme a presentar, sin más comentarios, los haikus que me han parecido más destacados por su intensidad, su delicadeza, su sencillez o su atmósfera. Es fin de año y tiempo para reflexionar, al menos para mí: buscar la moderación, las palabras justas para expresar lo esencial, evitar la caída en la compulsión de escribir por escribir, abrirse a las otras voces y escuchar, leer, explorar, soñar. Pero, sobre todo, leer, leer para conocer, para establecer bases, abrir nuevas posibilidades, reconocernos en lo que otros, antes, escribieron. Desde el "Libro de amor de Murasaki - Poesía de la historia de Genji" de Alberto Silva a "Poemas a la noche" de Rainer Maria Rilke. Qué polos tan opuestos y, a la vez, tan cercanos. Porque, en ambos casos, habla el corazón.

Os deseo lo mejor en estos días y en los que están por llegar.


Por los caminos
perdieron su dibujo
Botas de invierno

Mariscadoras
El poco sol de invierno
en sus espaldas

Mientras escampa,
destellan los guijarros
oscurecidos

Entre tañidos
se disgrega el rebaño
ladera abajo.

cielo sin nubes -
la transparencia
de esa mariposa

viento de otoño -
la frialdad de la mano
al orinar

Llegar a casa...
Sólo una mosca
con su zumbido

Pasada la aldea,
en medio del cerro
queda una luz.

amaina el viento,
una rama quebrada
pende del sauce.

Atardecer-
la dureza del monte
se envuelve en rosa.

sólo el crujido
de la rama que arde,
es la última.

Noviembre
Los hierbajos ya no asoman
por encima del muro

en la noche
grito de mujer
dando a luz

Cerca del caño
el olor de la menta
al ser pisada


por no olvidarlo
recojo y guardo
una piedra del rio

un viento fuerte
ha dejado el aroma
del limonero

sonido de hojarasca -
dobla la esquina
un taxi desocupado


luna de otoño -
en total silencio
la torre en obras


Os saludo con este "Haï-kaï" de Rilke:

"Una lluvia de pulgas sale tambaleándose del boje.
Morirán esta tarde sin poder saber nunca
que no era primavera."

Responder