BASHÔ 7: ATENUACIÓN (II). NIOI-TORIAWASE-SABI-SHIORI

Preguntas y discusiones sobre haikus concretos o sobre la teorí­a del haiku en general
Responder
Avatar de Usuario
Mavi
--------------------
Mensajes: 3987
Registrado: 18/Nov/2006 00:14
Ubicación: Murcia, España

BASHÔ 7: ATENUACIÓN (II). NIOI-TORIAWASE-SABI-SHIORI

Mensaje por Mavi » 12/Ene/2020 19:55

TODO MERECE UN HAIKU: UN BICHO DE CUELLO ROJO

Antes de seguir con la constelación de Bashô, una reflexión. Aunque se afirma que todo merece un haiku, la tradición poética de la naturaleza - kachofugetsu, literalmente “flores, pájaros, viento, luna”- ha dado a sus temas un carácter depurado, connotativo, que funciona como demarcación. Incluso hoy ese aspecto se manifiesta, por ejemplo, en el valor restringido del kigo. Kachofugetsu representa -desde sus más antiguos orígenes aristocráticos- una naturaleza estilizada al servicio de la poesía (cuando se habla de kigo obligatorio hay algo de esto: se da cierta forma a la naturaleza mediante la aparición obligada de un valor connotativo controlado).
Esa visión "domesticada" (con itinerarios, listados y compartimentos estacionales, etc.) se distingue nítidamente de zôka zuijin, aspecto clave en Bashô, donde zôka es naturaleza como mutación permanente y flujo creador en todos sus aspectos. Las cosas se muestran de formas distintas y los cambios parecen interpelar a la tradición, a los valores fijados. Bashô dirá, por ejemplo, que la luciérnaga en pleno día es sólo un bicho de cuello rojo. Un cuello rojo: ni su luz, ni su vuelo, ni ningún otro aspecto que evoque un valor religioso o estético. Si hay posibilidad de que algo así suene iconoclasta es precisamente porque aún no entendemos que el asunto es la naturaleza por entero y sin más, no nuestras proyecciones en ella: y me refiero tanto a nuestros prejuicios, marcos y creencias como a nuestras ingenierías y artefactos.

CÓMO FUNCIONA UN HAIKU: BACALAO SECO CON AZALEAS

Puesto que en Bashô 6 ya introdujimos el shiori (la forma en que las cosas se atenúan con elegancia) debemos hablar del nioi-zuke, el enlace atmosférico entre las imágenes (distinto del kotoba-zuke y kokoro-zuke, enlaces establecidos por convención, simbólicos, intelectuales, en definitiva, poesía como literatura).
Hay muchos aspectos que se dan en el enlace de tipo nioi (impacto, ámbito, rastro, fragancia…) aunque nioi se viene traduciendo por "olor" o "fragancia". Lo que nos interesa es la capacidad de la mezcla para atraer sensaciones completamente nuevas pero vívidas porque provienen de cosas que nos son, en algún grado, familiares (como un perfume o un buen plato que jamás hemos probado pero cuyos ingredientes no nos son desconocidos).


Flor temprana de albaida.
Los círculos de un buitre
sobre el Cajal


no alcanza el caballo
a morder la rama-
nieve en la dehesa


Cuando el haiku hace “click”, se da una impresión instantánea e inequívoca de novedad. El nioizuke será mejor cuanto más difícil sea de explicar, cuantas más ligazones sueltas sea capaz de provocar. Se dice que las mejores uniones son fusoku-furi (ni demasiado firmes ni demasiado sueltas) y sabemos que Bashô apreciaba mucho las de conjuntos distintos (elementos sin vínculo literario ni proximidad temática).

luna nueva -
las mujeres del pueblo
cuecen pescado


Cruza el trigal
con las botas de pesca -
Brisa de primavera


La estructura más común del haiku es la de dos imágenes yuxtapuestas o toriawase (como en todos los ejemplos anteriores) pero existe también otro tipo de haiku que llamamos “de una sola imagen” o ichibutsujitate.

Un perro vuelve
la cabeza hacia el amo
y luego sigue...


Cambia de trino
al cambiarse de rama,
el petirrojo


El haiku “de una sola imagen” funciona habitualmente con un efecto de zoom y de flujo interno. Como el toriawase, suele presentar kire (una pausa que lo articula desde dentro pero que no es fruto, en este caso, de la yuxtaposición de dos imágenes). La chispa surge entre aspectos distintos de la misma cosa.


RELACIONES QUE FUNCIONAN GRACIAS A LA DISTANCIA

Separándose de la tradición, Bashô no señaló una rosa amarilla o una corriente de agua como primer polo del haiku de la ranita sino un estanque antiguo, un elemento de la escena alejado temáticamente de la convención poética.


Al atardecer
las bandadas de biguá.
Botones de crisantemo


Aunque Bashô escribió muchos poemas de una sola imagen, recomendaba los de dos imágenes para el hokku. (Recordemos que en su época aún no hay lo que llamamos haiku. El hokku es el poema de saludo en 5-7-5 que inicia una sesión de renga. Como normalmente ese primer poema corría a cargo de un maestro, la calidad de las antologías de hokku que ya se hacían en esa época es altísima). Cuando el toriawase es de tipo armónico o elegante hablamos de torihayasi.

Bajo la mata de mango
al oído se hablan
los niños


alba freda.
les fulles grogues
dels cirerers


aurora fría.
las hojas amarillas
de los cerezos


Lo opuesto es el nibutsushougeki, un contraste fuerte que no es tan habitual encontrar en su grado más puro porque los elementos crean generalmente nexos múltiples que además producen grados armónicos muy variados.

Graznan dos cuervos
que se persiguen.
Valle de Sollavientos


Calle empedrada -
Unos niños recogen
pétalos de cempasúchil


La atenuación aparece en enlaces armónicos de alejamiento, mengua, ajamiento, etc.: el quid son los procesos, que pueden dar a lo cotidiano, ordinario o insulso, una elegancia sabi.

Llovizna.
Entre los pastos mustios
van los arrieros


Vamos viendo que la llamada “constelación de Bashô” es sólo la parte de los aspectos que sí se señalan en su escuela y no tanto en otras. Y vamos comprendiendo cuánto han pesado en la conformación de lo que hoy entendemos por haiku. No es que Bashô desprecie el futoki mono (los rasgos patentes): es que también aprecia el hosomi (el afloramiento de rasgos). No es que haga de menos otras yuxtaposiciones o el haiku de una sola cosa: es que su escuela destaca el contraste atenuado entre elementos temáticamente alejados (nioi/toriawase/shiori)...

Y para muestra un botón, un haiku de Bashô que perfectamente podría ser atribuido a quien tanto lo admiró y tan bien lo comprendió: Buson.

tsutsuji ikete
sono kage ni hidara
saku onna


De frente a las azaleas
una mujer prepara
bacalao seco


* Los tipos de toriawase los tomamos del artículo de Hiroyuki Fukuda y Valeria Simonova-Cecon publicado en el número 21 de Haijin Italia (30-VII-2014): https://cinquesettecinque.com/2016/02/2 ... tsujitate/
** Los autores de los haikus publicados son, por este orden: Paco Ayala, Luis M. Herrero, Cecilia Iunnisso, Gorka Arellano, Mari Ángels Millán, Mavi Porras, María Isabel Vidal, Idalberto Tamayo, Joan Anton Mencos, José Luis Vicent, Jorge Moreno, Cecilia Iunnisso y Matsuo Bashô.
"La verdad es una tierra sin senderos". Jiddu Krishnamurti

Avatar de Usuario
Hikari
--------------------
Mensajes: 2341
Registrado: 27/Oct/2016 12:22
Ubicación: Gerona - España

Re: BASHÔ 7: ATENUACIÓN (II). NIOI-TORIAWASE-SABI-SHIORI

Mensaje por Hikari » 17/Ene/2020 10:42

Muchas gracias, Mavi.
Lo he leído varias veces, aún me quedan unas cuantas para captar todos los aspectos.
Me quedo de momento con la última estrofa y con el precioso haiku que nos traes de Bashô:

tsutsuji ikete
sono kage ni hidara
saku onna

De frente a las azaleas
una mujer prepara
bacalao seco


Maravilloso.

"Chino" "Rogando"
Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan).
"El Principito"

Responder