Una naranja-lluvia, lluvia naranja o una lluvia de naranjas

Preguntas y discusiones sobre haikus concretos o sobre la teorí­a del haiku en general
Responder
Avatar de Usuario
Konstantin Dimitrov
--------------------
Mensajes: 1239
Registrado: 22/Ene/2007 16:10
Ubicación: el Amor

Una naranja-lluvia, lluvia naranja o una lluvia de naranjas

Mensaje por Konstantin Dimitrov » 04/Jul/2007 18:27

.






esta naranja
el aguacero de verano
que maldije







Bueno pues, sin el más mínimo afán de sobresalir, me gustaría dar algunas pistas adicionales para la aproximación profunda a este haiku. Animo a los demás autores que hagan lo mismo con los suyos si es que lo consideran oportuno.


No desarrollaré el tema, símplemente expondré algunas ideas guia.



1. La lluvia ha sufrido una metamorfosis hasta convertirse en una naranja. Lo que tenemos en la mano ahora es toda aquella lluvia, hasta la última gota. La naranja es el fruto, inesperado, de aquella maldición.

2. Una maldición es algo muy serio. En particular, maldecir por sufrir una incomodidad por el tiempo es como mínimo, presuntuoso. Sin embargo, el mal decir, el taco hoy en día ya no son nada: en una horrible seguera espiritual, la gran mayoría sazona sus palabras con una maldición, un taco o una blasfemia.

3. Si se ha de cumplir una justicia equitativa, a la maldición irresponsable ( que siempre lo es ), por ser en sí un juicio arbitrario y destructor, le corresponde un castigo. Siendo una especie de conjuro, la maldición atrae el castigo para el que la pronuncia. Se ha infringido una ley suprema; no somos nadie para maldecir la creación, ya que no somos los que hemos creado la tierra, el cielo y todo lo que lo habita, ni sabemos por qué existe, ni qué es bueno para su sustento y prosperidad.

4. Al pronunciarse aquella maldición, se rechazó aquello que da la vida, el agua ( viva ), el agua que cae del cielo. Por lo tanto, la justa consecuencia de aquellas palabras hubiera sido la privación del agua, la sed, la sequía ( espiritual ), es decir, el sinsentido.

5. El aguacero: cuando tenemos algo en abundancia, nos permitimos despreciarlo; sólo al perderlo comprendemos su justo valor. Así es, lamentablemente, la naturaleza humana.

6. Sin embargo el Creador, en un acto de amor hacia su criatura amada, en vez de castigarla, decide darleuna lección de infinito amor: convierte aquella parte de Su creación que hemos ofendido en algo dulce y delicioso, que sacia nuestra sed y nos refresca. En vez de, en cumplimiento de una justicia " justa ", dejarnos morir de sed por haberle ofendido a través de la lluvia, hace todo lo contrario: nos la devuelve ahora en este precioso estado.

7. El efecto destructivo de la maldición queda anulado por el generoso acto de amor del Creador.

8. El que observa la naranja en su mano de repente descubre aquella lección y queda rendido ante tanto amor. El haiku es el fruto del arrepentimiento por el orgullo de antaño y a la vez, una declaración de amor, como lo es cualquier arrepentimiento verdadero.



Un saludo,


Konstantin
Última edición por Konstantin Dimitrov el 09/Jul/2007 19:19, editado 13 veces en total.

Avatar de Usuario
Santiago Larreta Irisarri
--------------------
Mensajes: 2311
Registrado: 07/Mar/2007 11:49

Mensaje por Santiago Larreta Irisarri » 04/Jul/2007 19:01

en pocas palabras, resumiendo ; lo que yo comentaba sobre éste haiku en La Pizarra


" a la larga....bendita lluvia "

¿ No es así?
Un saludo
Santiago

Responder