Intimista

Preguntas y discusiones sobre haikus concretos o sobre la teorí­a del haiku en general
Responder
Avatar de Usuario
Gorka Arellano
--------------------
Mensajes: 8491
Registrado: 20/Ago/2012 20:48
Ubicación: Navarra (España)
Contactar:

Intimista

Mensaje por Gorka Arellano » 29/Nov/2012 17:03

Kanashisa no kiwami ni tareka kareki oru

En el momento
en que la pena llega a su culmen
alguien parte una rama seca

Autor: Seishi
Kigo: "kareki" (árbol seco; en este caso "rama seca")
Estrofa más probable: 5-4-8
Clasificación: intimista

Otro haiku más de esos que han sido elaborados a partir de dos polos internos. ¿Qué ocurre cuando en un mismo instante se encuentran una rama partida y un corazón roto? Lo que ocurre es absoluta conjunción. La unión de lo de fuera y lo de dentro. Ocurre que la rama sufre como un corazón y el corazón tiene sonido de rama seca al partirse. El poeta puede oír lo que está sintiendo. El corazón ha salido al exterior; el sonido de la rama nos pertenece. ¿Es esto legítimo en haiku?
Mil veces habrá que decir que no, que el poeta no debe proyectarse sobre el mundo de fuera. Que el mundo exterior no puede traducir nuestros sentimientos... Pero ¿cómo podemos controlar la pena cuando kiwami ni, cuando está en su punto álgido? Escribimos también entonces nuestro haiku, haiku ilegítimo, haiku que sitúa fuera lo de dentro y dentro lo de fuera, robando a la Naturaleza lo suyo, y proyectando lo nuestro en ella. Haciendo sonar un corazón a rama rota. Teóricamente estamos obligados a decir que es éste un haiku que no vale nada. Que es uno de esos residuos que va dejando en la Naturaleza la vida emocional de los seres humanos. Y, así y todo. así y todo..., no podemos negar que ha logrado quebrar a su vez algo en nosotros. Un haiku que nos desasosiega. Que nos incordia. Porque nos obliga a ser más flexibles, más humanos, a la hora de establecer las condiciones del haiku bien construido.

Extraído de HAIKU-DÔ (el haiku como camino espiritual)
Selección, traducción y comentarios de Vicente Haya, con la colaboración de Akiko Yamada
No es el universo el que necesita mejora, sino su modo de mirar (Sri Nisargadatta Maharaj)

Responder