Haiku sagrado y haiku descriptivo

Preguntas y discusiones sobre haikus concretos o sobre la teorí­a del haiku en general
Responder
Avatar de Usuario
JL.Vicent
--------------------
Mensajes: 14445
Registrado: 21/Nov/2006 01:07
Ubicación: Valencia, España

Haiku sagrado y haiku descriptivo

Mensaje por JL.Vicent » 14/Mar/2015 22:24

Por si alguien prefiere seguirlo por aquí.

http://www.paseos.net/phpbb3/viewtopic.php?f=25&t=13993


:wink:
Un poema no existe si no se oye, antes que su palabra, su silencio. (J.A. Valente)

Avatar de Usuario
Mavi
--------------------
Mensajes: 3483
Registrado: 18/Nov/2006 00:14
Ubicación: Murcia, España

Mensaje por Mavi » 16/Mar/2015 23:48

Aquí estoy, José Luis :wink: , tarde pero con la lectura hecha: He llegado hasta el comienzo de "La rebelión de los emoticonos" :lol: :lol: .

Es muy interesante lo que planteas. Por supuesto que la distinción entre haiku descriptivo y de lo sagrado a partir de la diferencia entre natural y artificial es algo simplista -Vicente Haya lo sabe perfectamente y plantea por eso la precaución- pero hay que reconocer que es muy útil para que el lector inexperto vaya captando la diferencia entre un asombro profundo y una sorpresa, entre sentir la conmoción del aware y tener una experiencia chocante. Porque identificar lo artificial con lo anecdótico ya es un muy buen comienzo (aunque luego haya que matizar todo lo matizable y analizar cada caso de manera particular, como nos ha enseñado Haya). El paladar se refinará por el camino, mientras leemos también haikus donde todos los elementos son naturales -y, sin embargo, no hay apenas conmoción- y haikus donde aparecen objetos y cuyo sabor de naturaleza y aware son imponentes, si bien de éstos no encontraremos muchos precisamente.

En el haiku que traes a colación, el haijin se ha dejado pillar por una imagen chocante, cierto, pero al leerlo una y otra vez surge algo de ESO que tanto nos interesa (y que no muchos lectores verán, desgraciadamente): ese papel de periódico va empapándose, empapándose y deshaciéndose en la corriente… Y, mientras se aleja por el río, se aleja también de sí mismo como objeto, pues se borra, se desmenuza, se mueve hacia su desaparición. Aunque no sea un haiku que me entusiasme, comprendo su valor :wink: .

Por cierto, ¿crees tú también que según de quien sea un haiku debemos valorarlo de un modo u otro? Recuerdo cómo se esforzó el maestro Haya durante años por desmitificar a las “vacas sagradas”. Esa idea de que el nombre de un haijin reconocido avala su haiku, o que un haiku como el del ejemplo es haiku porque es de Seishi (pero no lo sería si fuera de Benedetti), me ha hecho recordar las palabras de Haya sobre los haikus malos del venerable Bashô, que –precisamente por ser suyos- han sido admirados y tomados como ejemplo en Occidente con el efecto que todos conocemos.

Ojalá Benedetti hubiera escrito este haiku, caray. No solo sería haiku sino que además podríamos decir que fue escrito en castellano :wink:.

Besicos y abrazos.

Jorge Moreno Bulbarela
--------------------
Mensajes: 5838
Registrado: 29/Abr/2007 16:27
Ubicación: Xalapa (Veracruz), México

Mensaje por Jorge Moreno Bulbarela » 17/Mar/2015 04:33

Mi querido amigo Barlo, digo, José Luis :), queridísima amiga Mavi, yo ya pude leer un poco más allá de la "rebelión de los emoticonos" :lol: Y hallé dos haikus más de Seishi, uno en que se menciona una máquina de vapor que avanza sin vagones en una noche de otoño. Por lo que apunta Mavi, al leerlo y leerlo surgirá algo de eso que tanto nos interesa y que pocos lectores verán, por desgracia: un objeto de la época del haijin, que en medio de una noche fría, silenciosa, va haciendo ruido y esparciendo calor y fuego. Algo que pudo haber escrito cualquier poeta vanguardista y leído cualquier lector convencional, aparentemente; pero, ¿cualquier poeta podría haberlo escrito? No creo, le habría añadido que la locomotora iba fumando para engañar el frío. Y, ¿cualquier lector convencional puede captar el haiku? Pues eso sí que no porque así como hay que saber escribir haiku, hay también que saber leerlo. Los lectores convencionales pasan de largo ante los libros de haikus porque para ellos son "simplezas", no se ponen a considerar, digamos, todo lo que Mavi nos expuso de su lectura de Seishi.
Resumiendo: el haijin escribe haiku porque se conmueve ante la naturaleza o los objetos (cosas artificiales) que se encuentran en ella, y el lector de haiku capta ese sabor de naturaleza y objetos en la naturaleza que transmite el haijin porque no es un lector superficial que se queda en las simples palabras y sus piruetas literarias.

Besos y abrazos,

jor
Si miro con cuidado la nazuna florece junto al seto Bashoo

Avatar de Usuario
JL.Vicent
--------------------
Mensajes: 14445
Registrado: 21/Nov/2006 01:07
Ubicación: Valencia, España

Mensaje por JL.Vicent » 17/Mar/2015 21:11

Querida, Mavi.

A tu pregunta, bien me conoces en materia de haiku y sabes que en mi sentir no soy de publicar libros de haiku en solitario, justo porque la supuesta "autoría" en el haiku, que no debiera existir, se hace manifiesto en la pretensión de tal autoría individual (y de lo que ello significa). Pienso o considero que en las antologías, o publicaciones en grupo, el concepto de "autoría" pasa más desapercibido (y es obvio que no se puede evitar esa autoría); de ahí mi predilección por esa clase de publicaciones, sin ánimo de desanimar a nadie, por supuesto :) El haiku puede tener muchas variantes y estilos, todos lo saben, pero el haiku-do..., ay el haiku-do, este es solo para dejar que llegue a nosotros sin buscarle. Concursos, publicaciones, etc, pueden verse fácilmente dependientes de una instrumentalización; porque el haiku-do no puede concebirse sino siendo absolutamente libre, y por tal entiendo incondicionado. En ese sentido, el peligro para el haiku, acecha tras las bambalinas del mercado editorial y el literario. Ojo, que solo estoy tratando aquí del Haiku-Do, no de otras expresiones literarias. En definitiva, no debiera existir distinciones ni intenciones ocultas ni manifiestas en el haiku que preservamos. Qué más se puede añadir a lo que Vicente ha combatido con respecto a lo de "las Vacas sagradas", salvo publicar, una selección antológica, comunal y hasta descomunal, de niños haijin, y publicarla en japonés y castellano. Ahí es nada. Todo dicho. :wink:

En cuanto a el haiku de marras que desencadenó este hilo..., Jor, Mavi y demás contertulios :) ¿qué decir, sino que caben distintas percepciones y sensibilidades y hasta interpretaciones? Por lo cual mejor dejarse imbuir por lo que dicho haiku nos mueve y conduce a cada uno de nosotros. Así es el haiku, libre. Pero sí me gustaría compartir con vosotr@s que en las ediciones que Vicente Haya ha tenido a bien traernos al castellano, a su modo de hacerlo, en sus traducciones y entresijos de lo que supone traducir haiku, nos ha ido enseñando que en una misma colección de haikus (y tanto da que sean o no publicaciones de las "sagradas vacas" en solitario o en grupo) no todos los hk son estrictamente de lo sagrado, que el resto de haikus están también presentes entremezclados con esas joyas diamantinas que son de lo sagrado. Pero sepamos entrever que todo haijin escribe haikus malos tanto como buenos, y tanto haikus descriptivos, còmicos, intimistas, filosóficos, etc, como esos otros que son la flor y nata de la sensibilidad mística de los japoneses y que aquí, algun@s creemos que no difiere para nada de nuestro sentir.

Abrazos :wink:
Un poema no existe si no se oye, antes que su palabra, su silencio. (J.A. Valente)

Avatar de Usuario
Mavi
--------------------
Mensajes: 3483
Registrado: 18/Nov/2006 00:14
Ubicación: Murcia, España

Mensaje por Mavi » 18/Mar/2015 20:50

Muchas gracias, Jor, José Luis, qué gusto saber todo lo que tenemos en común además de compartir la charla y la senda :wink: .

Es cierto que el mismo haiku da para lecturas muy distintas, José Luis :wink: , pero nunca está de más compartirlas y estar abiertos a revisar nuestros planteamientos porque los prejuicios se disfrazan de inocencia y se perpetúan alegremente en nuestros haikus.

Leamos como leones, Jor :D , leamos y sintamos el vapor y el fuego de esa presencia fantasmagórica entrando en la noche otoñal y… desapareciendo. Haikus como éstos, aunque no me entusiasmen, me resultan muy interesantes porque no hacen que el objeto suplante a la naturaleza, sus tiempos, sus procesos.
Transitando el haiku-dô, los objetos (como el yo del haijin, aunque esta es otra historia) no son más que ruidos del mundo, estorban, no dejan ser al haiku excepto, quizá, cuando desaparecen, cuando se diluyen, cuando se desidentifican como tales… Dejan ser al haiku en la medida en que sintamos que nada impide que nos inunde la conmoción por la naturaleza. Y es que hay montones de ejemplos fallidos en los que el objeto se adueña del haiku, a veces hasta el punto de hacer desaparecer la naturaleza o, más a menudo, de expulsarla o preterirla. El ritmo de la naturaleza no puede ganarle el pulso y el objeto -su amenaza, su falta de corazón, su mediocridad, como diría alguien :wink: - reina para siempre en esa realidad que, en el haiku, como ya sabemos, es eterna.
Por eso siento que para una aprendiz como yo es un deber estudiar y analizar ejemplos como el que has propuesto, José Luis, o como el de la máquina de vapor que propone Hitotsu :D , para tratar de comprender la diferencia y detectar aspectos o errores de los que no he sido consciente. Aunque lo que una quisiera, la verdad, sería dejarse arrasar por haikus como éste, también de Seishi,

Al morir, el tsugumi
dejó a sus alas
abrirse por última vez


y templar "a la japonesa" eso que llamamos corazón y que no es más que un pajarico cuyo destino es sentir hasta el final.

http://www.elrincondelhaiku.org/pub_int_oborozuki07.php

Besicos y abrazos, también para l@s compañer@s de paseos. Y feliz Día del Padre a todos :D .

Avatar de Usuario
Gorka Arellano
--------------------
Mensajes: 8491
Registrado: 20/Ago/2012 20:48
Ubicación: Navarra (España)
Contactar:

Mensaje por Gorka Arellano » 19/Mar/2015 00:11

Gracias por todo compañer@s.

Mavi, ese haiku de Seishi es impresionante.

Un abrazo _/\_
No es el universo el que necesita mejora, sino su modo de mirar (Sri Nisargadatta Maharaj)

Responder