Lo sagrado (José Luis Vicent)

Preguntas y discusiones sobre haikus concretos o sobre la teorí­a del haiku en general
Responder
Avatar de Usuario
Mavi
--------------------
Mensajes: 3483
Registrado: 18/Nov/2006 00:14
Ubicación: Murcia, España

Lo sagrado (José Luis Vicent)

Mensaje por Mavi » 22/Jun/2016 22:21

“Lo sagrado” tal vez sea para nosotros y nosotras que tratamos con las enseñanzas del Maestro Haya, aquello que tiene lugar cuando el ser y la palabra que lo nombra, acontecen en el haiku fuera de toda significación añadida. En el haiku “de lo sagrado”, la palabra poética no significa nada que no esté dado en su propia manifestación de la realidad como un hecho de lenguaje. Dicho lenguaje no es sino el propio aware o asombro por lo existente y por cómo “eso” que acontece en el mundo de la Naturaleza deviene palabra desde la conciencia. Es como llevar una experiencia muda hacia la expresión pura de su sentido dejando paso a la relación originaria entre el sujeto y el objeto; ya que en términos humanos lo real hay que desvelarlo y describirlo, no puede ser construido. Se trataría de hallar una especie de complicidad antepredicativa o prerreflexiva con el mundo y con nosotros mismos. Tal complicidad estaría presente en la descripción pura y simple de la experiencia vivida e inmediata. Quiere ello decir que procedería retrotraerse, más allá del discurso, al modo como las cosas se ofrecen ellas mismas cuando la conciencia se depura de todos sus prejuicios. Procedería, por tanto, recuperar la experiencia original, la relación íntima, total, entre sujeto y objeto. Por eso el haiku —y más aún el haiku “de lo sagrado”— refleja la acción del mundo como si el observador no existiese. Es la Natura expresándose a sí misma. Y el caso es que, finalmente, esta manera de entender y ejercitar el haiku a través de la vía de los cinco sentidos es una aproximación a la mística. Sucede que para captar directamente las cosas mismas hay que realizar previamente una serie de reducciones o depuraciones en el lenguaje. La creación del silencio a través del lenguaje —al decir de Haya— exige desnudar a este de los significados que la tradición le ha ido concediendo. Esa desnudez de significados, ese silencio, ha de generar una cierta tensión de apertura y no por el contrario un cierre a modo de conquista del sentido. La realidad permanece abierta para que el mundo sea ante nuestros ojos la evidencia de la Realidad y no su velo; porque si atendiésemos a los significados caeríamos irremediablemente en la trampa de atender a la manifestación meramente visible o externa de “algo” (natura naturata) y no el “algo” que ahí se manifiesta (Natura naturans); pues esa naturaleza visible sería como el rostro y no quien en dicho rostro se revela; sería solo apariencia y no esencia.

José Luis Vicent, "El haiku de lo sagrado. ¿Especie en peligro de extinción?", HELA nº30.1, junio 2016

Avatar de Usuario
Gorka Arellano
--------------------
Mensajes: 8491
Registrado: 20/Ago/2012 20:48
Ubicación: Navarra (España)
Contactar:

Mensaje por Gorka Arellano » 22/Jun/2016 22:53

Si. La naturaleza expresándose a si misma. Belleza por belleza _/\_
No es el universo el que necesita mejora, sino su modo de mirar (Sri Nisargadatta Maharaj)

ariel.b
--------------------
Mensajes: 632
Registrado: 07/Nov/2016 22:41
Ubicación: Delta del Río de la Plata, Buenos Aires.

Mensaje por ariel.b » 26/Feb/2017 16:28

Que maravilla de texto de Jose Luis ! Lo siento tan cercano a los desvelos no-literarios que se abren en la destilación del aware ! O acaso supra-literario, en cuanto al instrumento lingüístico, cuyo instructivo en tanto herramienta está destinado a generar interpretaciones conclusivas, ingresando así sus "bultos" a la estiba de las certezas, no. La letra en el haiku repliega sus elaboraciones metafóricas y su destino de corolario o sentencia y solamente opera como registro de un estado contemplativo de lo real, un descorrer, con el lenguaje aquellas capas que el propio lenguaje interpone, como voluntad de intelectualización sobre lo real. En este sentido, quizás sea incluso un uso anti literario de la literatura. Un precipitador de lo que es contemplado, de una recuperación de intimidad entre los sentidos y el mundo.
Maravilloso José Luis!!!

Responder