Comentarios al Credo Poético

Preguntas y discusiones sobre haikus concretos o sobre la teorí­a del haiku en general
Responder
Avatar de Usuario
Konstantin Dimitrov
--------------------
Mensajes: 1239
Registrado: 22/Ene/2007 16:10
Ubicación: el Amor

Comentarios al Credo Poético

Mensaje por Konstantin Dimitrov » 24/Abr/2007 08:26

Comentariosal Credo Poético
Última edición por Konstantin Dimitrov el 02/May/2007 11:19, editado 4 veces en total.

Avatar de Usuario
Maramín
--------------------
Mensajes: 1757
Registrado: 14/Dic/2006 00:46
Ubicación: Valencia, España
Contactar:

Opino

Mensaje por Maramín » 24/Abr/2007 10:39

Seguro que habrá tantas opiniones como personas y cada una con su propio credo.

Intentaré encontrar puntos de acuerdo con el credo de Konstantin.

Como soy lento de raciocinío de momento examino el primer artículo de su credo:



Konstantin Dimitrov

1. El haiku es ante todo poesía y no medio para meditar, ni tampoco un vehículo de la
cosmovisión zen-budista.


No estoy de acuerdo:

* El haiku no es poesía sino el medio de sentirla en lo que expresa.

* El haiku inclina a meditar si se quiere llegar a su interior.

* Pero no es desde luego parte de ninguna religión.

2. Las reglas del haiku clásico son aplicables al haiku en español sólo hasta donde corresponden al lenguaje y la cosmovisión occidental. No es la regla, sino el espíritu poético el que tiene la absoluta primacía.


*Completamente de acuerdo con este segundo punto. Y especialmente con esta especificación "espíritu poético"que encuentro le exacta definición de lo que indico en el primer apartado. Lo que tiene en su interior

3. El número de sílabas es irrelevante, dentro de unos límites razonables ( p.ej. que la segunda línea no supere las 9 y las demás líneas sean proporcionalmente largas ).


Siempre que no se utílice por sistema sino como excepción, podríamos estar escribiendo Poetrix.

Avatar de Usuario
Konstantin Dimitrov
--------------------
Mensajes: 1239
Registrado: 22/Ene/2007 16:10
Ubicación: el Amor

Mensaje por Konstantin Dimitrov » 24/Abr/2007 10:55

Maramín, te contesto muy rápido: en cuanto al primer punto me refiero a que, al diseminarse el haiku en el mundo occidental, muchos lo han considerado como un medio, una mantra para entrar en estados de meditación budista. Creo que no es la meditación a la que te refieres tú. Símplemente la palabra definde dos cosas diferentes.Por suspuesto, un haiku provoca la meditación sobre un sinfín de cosas: la soledad, el amor, la belleza, la injusticia, etc.

Avatar de Usuario
Maramín
--------------------
Mensajes: 1757
Registrado: 14/Dic/2006 00:46
Ubicación: Valencia, España
Contactar:

Continúo...

Mensaje por Maramín » 24/Abr/2007 19:14

4. La brevedad, ¨al borde de la comprensión ¨ está justificada, siempre que existen suficientes apoyos psicológicos y linguísticos para no caer en la ambiguedad.
Prefiero mantenerme dentro de la indicada de 5-7-5, suficientemente breve y no exagerar los rompimientos, las excepciones deben ser puntuales.

5. Con el objetivo de mantener la naturalidad y sencillez, el haiku, salvo en medida muy limitada, tiene que evitar la descripción, la calificación, la personificación y la metáfora.
Sin objecciones, una norma muy correcta.

6. El haiku tiene que mantener su ¨orden de prioridades ¨ y ser fiel a él. Evitar a toda costa el desenfoque, el desequilibrio ó la contradicción so pretexto de riqueza, innovación, espontaneidad ó trascedentalismo.
Queda inscrito en el círculo del anterior presupuesto.

7. Hay muchos haikus que no tienen una ¨idea principal ¨, un ¨ elemento básico ¨. En tal caso, buscar la nitidez de imágen y transmitir esa ¨sensación ¨ de ¨existencia ¨.
Esta afirmación ya no entra en la acepción de credo sino de opinión.
8. El haiku parte de una sensación, más que de un sentimiento. Está permitido y recomendable que el poeta luche hasta donde sea capaz para expresarla con la máxima claridad y armonía, introduciendo para ello los cambios y retecortes relevantes.


La primera frase lo define bien, el resto me parece mas un consejo que una convicción.

9. La creación del haiku no depende del lector, sino del autor. El autor es el último responsable de lo que presenta al mundo. No hay que servir al lector, sino a los criterios poéticos de belleza, sencillez y veracidad que darán como resultado una unión autor-lector a través de este denominador común.
Muy de acuerdo.

10. El haiku respeta al lector, en el sentido en que es bello, veraz y atractivo y mantiene un secreto por descubrir; un secreto suficientemente desvelable para que el lector disfrute como descubridor y suficientemente oculto para no ofender su inteligencia.


Igualmente concuerdo en este punto.


Más que un credo lo calificaría de opiniones y consejos para lograr un buen haiku.

Gracias, Konstantin, por aclarar así nuestras ideas.

Un cordial saludo...

Maramín

Avatar de Usuario
Konstantin Dimitrov
--------------------
Mensajes: 1239
Registrado: 22/Ene/2007 16:10
Ubicación: el Amor

Mensaje por Konstantin Dimitrov » 25/Abr/2007 07:15

.









:D










.

Responder